jueves, 10 de mayo de 2012

Columna del 10 de mayo del 2012


La temperatura se encuentra a todo lo que da, no solo en cuanto al  las altas temperaturas que padecemos desde hace varios días, sino también en la política. Esta semana es de definiciones, por lo que respecta a las candidaturas a las presidencias municipales y a las diputaciones locales, por lo que las patadas debajo de la mesa están a peso y los escenarios de lo más cambiantes; por la mañana los rumores señalan como seguros candidatos a algunos, y a la noche ya “los bajaron del caballo” para nombrar a otros.

Sin embargo, las “alineaciones astrales” (¡Ay mojo, Walter Mercado! –inchi puñal-) ya permiten visualizar con cierta certidumbre, quienes serían los posibles candidatos a la alcaldía de Palenque por los diversos partidos y coaliciones que estarán contendiendo, en el entendido que en política “esto no se acaba,  hasta que se acaba” y podrían darse sorpresas y enroques de ultimo minuto. Pero al día de hoy, y luego de cruzar distintas informaciones y confirmar las decisiones cupulares, ya le puedo adelantar los más posibles abanderados. Son los que usted mira en esta página, y como ve, la caballada podrá estar cerrera, arisca y montaraz, pero no flaca.

Para no hacerla de emoción, le digo de una vez el más probable candidato y partido o coalición por la que contendería, ya después le platico los detalles. Así que “a lo que te truje Chencha…”. Más cantado no podría ser, el Partido Verde Ecologista de México, llevaría a Pedro Enrique Morales García como su abanderado; por su parte, en candidatura común, los partidos Revolucionario Institucional y Orgullo de Chiapas, tendrían en Enrique Zepeda su candidato; en la coalición Movimiento Progresista (PT, PRD y MC) de las Izquierdas, tendrían a Marcos Mayo como su puntero; Acción Nacional resulta el más difícil de pronosticar (aunque seguro que será un condicional de Cruz Guzmán, dueño de esa franquicia en la región), y encabeza la lista Roberto Pinto, pero podría ser desplazado por el mismo Kinich Janab “Rata-Mapache”, quien al parecer ya goza de plena libertad, siempre y cuando se le hayan restablecido sus derechos políticos. Y para terminar con la lista, Alfredo Salgado Correa sería “El Rey de la Colmena”, ya que va por las siglas del PANAL.

Ahora pasemos a reseñar un poco a cada uno de estos personajes y porqué serían nominados.

Pedro Enrique desde el inicio le apostó al Verde y siendo tesorero era enlace legislativo del Güero Velasco, lo que prefiguraba su participación por esa línea; no obstante, con la percepción generalizada de que Manuel Velasco es el mejor posicionado para llegar a la gubernatura, lo que sobraba era quienes quisieran ser los candidatos a alcaldes de su partido; de entre los más mencionados Roberto Conde, Regulo Díaz y Enrique Zepeda, sobre todo este último luego de que le dieran la presidencia de la “Fundación Manuel Velasco Suárez” en este municipio y su dirigente estatal lo “destapara”, pero fundamentalmente porque ha mostrado “músculo” político y tener entre sus seguidores mucho más que los “dos zorros y un tlacuache” que se le atribuían. Pedro Enrique será un fuerte contendiente que le restaría votos sobretodo a la tribu panista de Cruz Guzmán, no solo para sí, sino también para El Güero y Lulú López Moreno en este municipio siempre y cuando en su planilla incorpore a elementos que aporten y no “cartuchos quemados” que luego resultan “sumas que restan”. Puede usted asumir que Régulo Díaz podría incorporarse a la planilla verde como síndico o cómo primer regidor, pues le ha metido ganas al trabajo del PVEM. Roberto Conde podría estar pero, herido en su orgullo por haber sido “chamaquedo”, ya despotrica en contra de Pedro Enrique y de esta forma se autoelimina para estar incluido.

Enrique Zepeda, luego de su salida del PRD y su designación como presidente de la fundación Manuel Velasco Coello, se le veía contendiendo por el PVEM, pero la designación de Pedro Enrique como dirigente municipal del Verde dio la señal de que ese espacio ya estaba apartado para el ex-tesorero de Carlos Morelos; sin embargo, Zepeda no se amilanó, siguió trabajando en estructurar la fundación que le dieron y mostró de nuevo capacidad de convocatoria y de organización, y además capital político y, por supuesto económico. Ya lo decía Hank González. “un político pobre, es un pobre político”, y la inversión económica que lleva mi tocayo es ya importante, así que no se hizo para atrás y se siguió de frente. El resultado es que se le vio finalmente como un candidato competitivo y surgió la oportunidad buscada en el POCH, partido casi recién nacido, pero con la fuerza de Sabines en el estado, el cual va en Palenque en candidatura común con el PRI (algo ya acordado, pero no oficializado).
Ayer Zepeda dio a conocer que el sábado pasado se registró como precandidato por el POCH y este domingo por la noche empieza su precampaña; oficialmente, como está el asunto de la candidatura común con el PRI, se supone que los que se registren por el Tricolor, con Betín Constantino Huy a la cabeza, se irían a un sondeo o encuesta para definir quien quedaría como candidato de ambos partidos. La encuesta se realizaría el próximo 17.

Ese es el “choro” oficial; pero en corto le informo que no es más que para guardar las apariencias y dar una salida diplomática a los aspirantes priístas, pues este arroz ya es precocido, y es el POCH el que pone candidato, de ahí que a Zepeda se le pueda tomar desde ya como el virtual candidato común, a despecho de los priístas que si van a este ejercicio pecan de inocentes, y no se dan cuenta que no tienen la fortaleza para ser competitivos. El PRI en Palenque, desde que ganó el PRD el ayuntamiento, con Salgado a la cabeza, vio pasar sus mejores épocas y  el canibalismo político y vedetismo de muchos de ellos pulverizó la fuerza que tenían, junto con el voto duro que los caracterizaba, el cual se fue al sótano con Marcos Zepeda. Y es que, salvo Nacho Verástegui y su grupo, los demás son políticos temporaleros que al PRI se acercan, como al nopal, solo cuando hay tunas... y además le echan mierda a quien se dedicó a cultivarlo.

La mejor prueba de que ya no tienen la capacidad de convocatoria que los caracterizaba, fue durante la pasada visita de su dirigente estatal y candidato a senador, “El Cachorro” Roberto Albores Gleason, pues Humberto Constantino y –aquí sí cabe el término acuñado por el monstro de la laguna de Catazajá, Efraín Toache- los “dos zorros y un tlacuache” que lo promovían metieron muy poca gente al evento realizado en el parque central, el cual estuvo decente –aunque nada comparado con el evento realizado hace meses para dar a conocer al POCH- gracias a que el neopriísta edil de Salto de Agua, Agustín Peñate, como coordinador regional de la campaña de Albores Gleason le metió gente, al igual que Paty Gómez Marín, quien llegó con su contingente de mujeres, y otros más venidos de Catazajá y la Libertad. ¿Quiere ser magnánimo? Dejemos en mil quinientas personas la concurrencia. El caso es que, toda vez que, sin que viniera al caso, ni se le haya consultado a Albores, se programó el “destape” de Constantino Huy por parte de un palmicultor (qué pictes pintaba en ese evento, fuera de “destapar” y alabar al chaparrito del Betín, me pregunto yo) era de esperarse que Cosntantino y compañía metieran más gente… y así lo esperaban ellos, de ahí que mandaran hacer cerca de 3 mil tortas, que luego tuvieron que regalar hasta de a 5 por persona de tantas que sobraron, pues no llegó la gente que convocaron. Lo malo es que quien repartía las tortas del evento priísta, en apoyo las aspiraciones de Beto Constantino, es el presidente de la alianza de pastores evangélicos, como se aprecia en la oportuna foto que aquí publico, de César García, donde se ve al religioso haciendo “el milagro de los panes”. ¿Qué pictes tiene que hacer en la logistica de en un evento partidista el ministro de un culto religioso? ¿Será que no sabe que las leyes de este país no se lo permiten, o simplemente le vale madres? Por otro lado, de los “tres zorros y un tlacuache” del Betín, al único que le fue bien en el evento fue a Raúl Mandujano, pues dicen que se peinó como 40 mil pesos del transporte para el acarreo. Realmente no sería un buen candidato a diputado, como pretende, sino un habilidoso tesorero más cabrón que el ilustre “Tiburón” de “Rata-Mapache”. El hombre usa peine fino y no se le escapa nada…
Aunque en términos políticos también le fue bien a Albores Gleason, quien se supo ganar a la concurrencia y está mostrando buenas tablas políticas para que en 6 años más ande en campaña por la gubernatura, como a la misma Lulú quien en ese evento advirtió a la gente de no dejarse engañar de candidatos azulosos que andan amenazando con quitar los programas federales si no votan por ellos. Lulú fue directa al afirmar que “esos no son políticos, son bandidos” y con “cola”, añadiría este Jabonero.

Por quedarme dormido, anoche se me adelantó mi colega Genaro Sánchez, al informar en las redes sociales que Alfredo Salgado Correa contenderá por Nueva Alianza. Efectivamente, luego de que le ofrecieron ser el abanderado del POCH, donde inicialmente tenía el deseo de participar, al enterarse que va en candidatura común con el PRI se le enfriaron los ánimos, pues señaló que no sería él, quien sacó al PRI, en una victoria histórica, de la presidencia municipal, quien lo regresara a ella. Ante su negativa, se le abrió la posibilidad en el partido de Quadri y el pasado sábado se registró como precandidato.  Me informan que su candidatura está segura. Salgado, pese a las broncas en las que se vio inmiscuído, tiene importante capital político, particularmente en las comunidades, donde a 4 años de distancia muchos lo recuerdan con cariño porque supo ganarse el respeto de los indígenas cumpliéndoles con obras y programas. Su administración ha sido hasta la fecha la que más acciones de vivienda ha entregado en Palenque. Salgado cuenta con su propia estructura y es  la cuña perfecta de “Rata-Mapache”, a cuyo grupo sacó de la presidencia municipal. No lo pierda de vista porque, calladito como se la lleva, podría dar la sorpresa.

Tan cerrero para los medios, como “Rata-Mapache”, cuyos orígenes étnicos comparte, Marcos Mayo “El desconocido” de discurso zapatistoide, se perfila como el más probable para ser el candidato de las izquierdas, pues se está quedando sólo en la justa interna. Enrique Zepeda se salió, Chema Domínguez Priego, luego del virtual rompimiento del grupo perredista-sabinista con el Peje y las cúpulas partidistas nacionales, tras el retiro de la candidatura de Juan Carlos López a la senaduría, tampoco contenderá por esa coalición y sí en cambio asumirá, “pintadito” de verde, la diputación local que está vacante luego de la licencia que se le otorgó a Manuel Ch’ol (también pintado de verde y eventual candidato de ese partido nuevamente a la alcaldía salteña) del que es suplente, para cobrar las dietas de los últimos 5 meses que le restan a la actual legislatura, y el otro que por ahí buscaba la presidencia municipal, promovido por el PT que dirige aquí el profe Misael Chan, Roberto Pinto, ya no tiene el argumento de que el PT “lleva mano” en la designación de candidato al ser el partido en el gobierno, pues Carlos Morelos ya se puso la verde y su administración es cualquier cosa menos petista, así que no hay futuro para Pinto en la coalición Movimiento Progresista. Luego entonces, queda nada más Marcos Mayo, que a pesar de ser “novato” en estas lides cuenta con el apoyo de el Peje, la bendición del párroco, y el soporte de Morena, además de parece no cantar mal las rancheras pues su evento en Chancalá estuvo nutrido, dice él que cerca de 3 mil gentes, quienes además pusieron ellos mismos la gasolina para asistir (y el párroco me lo confirma, así que le creo). El problema es que el tiempo pasa y Mayo no permea en el sector urbano ni tampoco de manera generalizada en las comunidades, sobretodo las de la planada, donde la mayor parte de la gente no es indígena y es alérgica a los “rollos” zapatistas y confesionales. Por otra parte asegura que no da nada en su campaña y que se la lleva de a pura saliva. En síntesis, si gana creeré en los milagros políticos…

Y para terminar con la quintilla, pese a que no hay certidumbre en este caso, le doy el nombre de Roberto Pinto (el ex-director de servicios públicos municipales –parte de la “herencia maldita” que recibió Carlos Morelos de Cruz Guzmán-) como el más posible para ser candidato a la municipal de la franquicia  adquirida por “Rata-Mapache, conocida como Acción Nacional, luego de que no parece cuajar su candidatura por las Izquierdas y además los alfiles que tenía el político ch’ol para este cargo, como el “Hare Krishna” de “Riky Ricón” Romano o Beto Potenciano, cuentan con “esqueletos en el closet” que si llegan a salir en plena campaña los tumban del caballo, así que Pinto parece, ser de los adeptos al culto a los mamíferos roedores, el más indicado. Sin embargo,  no descarte usted que el mismo Cruz Guzmán, por tercera vez, resulte candidato ya que, al parecer, su estatus jurídico ha cambiado; de otra manera no se explica uno cómo ya no hay policías en su casa cuidándolo y cómo se desplaza libremente -ya en plena campaña- a las comunidades. O lo hace porque ya compró a sus guardianes o es que de plano ya recobró la libertad y hasta sus derechos políticos.

Aquí habría que haber la exigencia de los palencanos para que la autoridad ministerial informe y explique sobre la situación jurídica del indiciado por el peculado de unos 18 millones de pesos que no eran de una empresa particular, sino de todos nosotros y por lo tanto es la ciudadanía la presunta agraviada y quien tiene derecho de hacer rendir cuentas a la autoridad que le fincó ese presunto delito y que ahora parece que ya lo soltó del todo en función de “acuerdos políticos” con el PAN, pues me relatan varios campesinos que Cruz Guzmán llega a presumir su libertad diciendo: “Sabines también tiene patrón y es Felipe Calderón; si no lo obedece se lo chinga. Si ya domé a Sabines, cómo no voy a ganar de nuevo la elección…” ¿Será que es tan chingón, o de plano es “hocicón”? al tiempo… El caso es que  me gustaría verlo como candidato, enfrentando a Alfredo Salgado, para ver de qué cuero salen más correas. Le anticipo que la piel de roedor no da para mucho, luego de tanto engaño y por amenazas a los indígenas. Esa contienda es un clásico, como América contra las Chivas, y de una vez por todas quedaría claro que el liderazgo del Ch’ol se  ha sobredimensionado todo este tiempo y solo  espanta con el petate del muerto. Ya es mucho ya!!!

Por lo que respecta a la diputación local, Panchi Álvarez, pese a los rumores que a cada rato lo “bajan del caballo”, sigue firme y chambeando por si resulta el “palomeado” del Verde, donde también el “Guillo” Castellanos Macossay, dirigente borreguero y notable talegón de los cafés, como este Jabonero, está más puesto que un calcetín para ser candidato y vivir bien levantando el dedo como diputado, pero fuera de la aspiración y el respaldo de El Gran Culebrón, no tiene capital político ni tampoco una pocta idea de lo que es política. Sin embargo, la diputación local parece venir en candidatura común de tres partidos: el Verde, el PRI y POCH, así que ser candidato de uno no implica ser el candidato de los tres y el que parezca más rentable seguramente es el que resultará el candidato de todos. Por el PRI suena con insistencia Patricia Gómez Marín quien contendería por segunda vez a la diputación y a quien parece favorecer el asunto de la equidad de género, aunque no tenga de respaldo la estructura de Carlos Morelos como la tiene Panchi. Y también podría especularse que por el POCH saliera de candidato Silvino González, dirigente volquetero y miembro destacado (junto con Pedro Enrique Morales, Régulo Díaz y Rubén Madariaga) del “Black Power” en Palenque, toda vez que parece no encontró espacio para contender por la municipal. Igual y sale candidato a diputado por el PANAL, partido del que se ignora si postulará candidato para el distrito IX y se desconoce cuál podría ser.

Por las izquierdas al único que se ve con posibilidades reales de quedar como candidato es a Vladimir Balboa por su cercanía con La Nena Orantes y el trabajo que le viene desarrollando en esta zona, pues otro que quiere la candidatura es el tal Marcelino (una especie de Mandujano perredista, “peinador” como pocos) quien si bien nació en Salto de Agua, tiene años que vive en Tuxtla y es un desarraigado que a fuerza de puro “rollo” quiere pasar como el gran líder y así embaucó a Pablo Salazar, hasta que “mostró el cobre” y se le “cayó el teatro”.

En Salto de Agua el Verde se va solo para la presidencia municipal con Manuel Ch’ol como su más probable candidato, pues quiere regresar (no lo que se llevó) a ser edil y recuperarse económicamente que las dietas del Congreso Local no se comparan con los “diezmos” de la presidencia municipal. El problema es que su mayor contendiente lo tendrá en “El Payo” el ex-secretario municipal y “delfín” de Agustín Peñate, quien será el candidato del PRI  y parece ser el mejor posicionado, gracias a su “padrino”, quien además ha quedado bien con Roberto Albores. Por las izquierdas, ni idea; pero además, “who cares”?

En Catazajá, Marcela “Caracha” Avendaño, como candidata del PRI se llevaría de calle a la “Tamagotchi” del “Muñeco Infernal”, Fernanda, la concubina de “Peluche” que iría por el Verde y directo a la ver..de vereda de la derrota pues “El Peluche” ha unido al pueblo de Catazajá, pero en su contra. Felicia, por el lado de las Izquierdas, no parece tener los números para ganar.
Y en La Libertad las “joyas de la familia” de “Kadaffi” Potenciano están en peligro de perderse, pues Gamaliel López Arcos, nuevo presidente del Verde y virtual candidato a la alcaldía de este partido, se lleva de calle al Porfirio, el “delfin” de Potenciano, a quien ya Albores sentenció que, si pierde su candidato, le corta “las bolas” al “Kadaffi” por recomendarlo. Si luego encuentra al edil liberteco con voz de soprano, ya sabe usted porqué…

Bueno sería el debate propuesto por el IFE entre los candidatos a la diputación federal para ver de manera clara la capacidad de ellos. Martín no es un Demóstenes que digamos y los temas que conoce son muy limitados. Doña “Chinta” llegaría preguntando ¿“Shuki awon? y nos recetaría una dieta balanceada de chipilín, nalga de cochi y cola de rata, con pozol agrio. De la única que se podrían esperar propuestas a la altura de ese alto cargo legislativo sería de Lulú, como las que les formuló ayer a mujeres. entre ellas un centro de convenciones en Palenque y la autopista a San Cristóbal. El espacio se gastó (dijo el yuca). Nos leemos a la otra ¡Abur!

jueves, 26 de abril de 2012

Columna del 26 de abril del 2012


Regresa a las andadas esta columneja, a escasos días de cumplir 3 años la “República Ch’ol”, cuando el escenario del proceso electoral federal ya está despejado, los candidatos, todos ya en campaña, y por definirse las candidaturas del proceso local, las cuales serán el andamiaje sobre el que caminen las primeras, por lo que no es cosa menor quiénes serán los candidatos a ediles sino, por el contrario, ellos darán viabilidad a los demás candidatos, de ahí que sea estratégico quiénes las encabezarán, para poder tener una proyección de las posibilidades de triunfo de los candidatos a diputados federales, senadores y por supuesto las candidaturas al gobierno del estado.

Pero antes de pasar a ese tema, vale la pena recapitular las candidaturas al senado y a las diputaciones federales, pues una cosa va de la mano de la otra –que no es lo mismo que tener la cosa en la mano de la otra-. Los partidos políticos como tales, al menos en Chiapas, dejaron de existir desde hace rato. Son ahora franquicias y trampolines para acceder a los cargos de representación popular y se usan a conveniencia de los grupos del poder, ya sean locales o federales; de ahí que hablar de ofertas ideológicas o lealtades partidistas resulte utópico y hasta anticuado. El pragmatismo descarnado, la prostitución política de sus dirigentes, y el oportunismo de muchos de ellos acabaron con los institutos políticos como tales y los convirtieron en lupanares de quinta categoría, donde se vende todo, desde un cargo hasta la dignidad. Pero eso usted ya lo sabe, así que para qué se lo platico…Mejor vamos a los hechos.

Juanito, “El Colocho”, concluyó su encuentro de “vencidas” con AMLO comiéndoselo junto con los “superhéroes” que le acompañaban, incluido al beligerante y boca floja del Senador Carlos Sotelo, quien hizo el “oso” de su vida y tuvo que tragarse sus palabras. Se impuso la realidad y la cúpula nacional finalmente entendió que si no había negociación con “el dueño del circo” simplemente estaban jodidos, pues lo único que tenían en Chiapas era un cascarón vacío, una franquicia sin estructura y sin poder real, por lo que si querían sacar votos del granero chiapaneco, pues flojitos y cooperando. Fue así que finalmente lograron aceptara Juanito a “La Nena” Orantes como candidata a la gubernatura (a despecho de que la senadora es una mujer con talento político y reconocida experiencia), pero el sabinismo se despachó con la cuchara grande y a Juan Carlos López, el archienemigo del CEN y al que tramitaban ya su expulsación del Sol Azteca, no solo no lo expulsaron, sino ahora es ya su candidato de primera fórmula para el senado y hasta a Palenque se vino la planilla completa perredista a demostrar en los territorios del “Chapitas” que no había tos, que todo estaba “a toda madre”, y que hasta había que “dar continuidad a los logros de Sabines”, como lo declaró en su discurso el dirigente nacional perredista Jesús Zambrano.  A otro que ya tenían en la picota y hasta habían destituido como dirigente estatal, Luis Raquel Cal y Mayor, ya la autoridad electoral local lo restituyó en el cargo y, les guste o no el perredismo chiapaneco sigue en manos del “Colocho”, quien salió bien cabrón pa’ jugar canicas. Bueno, hasta el coordinador de AMLO en Chiapas es otra carta de Sabines, me refiero a Zoe Robledo. Entonces ¿para qué la hicieron de pex, para que tanta jalada? ¿No que no tronaba esa pistolita…?

El que se ufanaba que su gallo “no había perdido ni una pluma”, salió desplumado, y para digerir el encuentro se fue a “La Chingada” su finquita en Palenque, donde pasó algunos días de reposo durante la semana santa. Pero puede estar seguro, que ahora tendrá más votos en Chiapas y “La Nena” Orantes será una candidata más competitiva, sin escollos en el camino. Juan Carlos y demás perredistas sabinistas procurarán buenos resultados, porque de ello depende también su futuro..

Por su parte, el otrora selectivo Acción Nacional parece que fumó Mota, pues pretende traer como candidato a Rodríguez Pratts, chiapaneco de nacimiento, pero con toda una vida y carrera política en Tabasco, en tanto que a los aspirantes locales,  Emanuel Nivón y Juan Carlos Cal y Mayor, los mandaron a checar su e-mail. Por su parte Ovidio Cortázar es buen candidato al senado, pero le tocó  cargar con sumas que restan. El PAN en este distrito I de Palenque perdió el glamour y, con tal de sacar al buey de la barranca, entregó las nalgas de la manera más indecorosa al grupo autóctono del Kinich Janab “Rata-Mapache” para darle la candidatura a la diputación federal a su vieja doña “Chinta” y a él sacarlo de la sombra de El Amate y regresarlo a Pakal-Ná, cuando que vivía ya con la otra en la Bajluntié, pero como esa todavía no va de candidata a nada, ahora la residencia oficial se pasa a la casa de doña Chinta.  ¿Cuánto recibió el padrote Carlos Palomeque para que le vendiera a la Vázquez Mota el cuento de que con “La Rata” la iban a hacer gacha? Cuáles son las aptitudes y experiencia de doña “Chinta”, aparte de tener la “concha” dura para no hacer panchos ante la existencia de “suplentes” en su casa? La mujer, aparte de ser nutrióloga o algo por el estilo, y saber organizar bloqueos carreteros –luego de un cursillo intensivo con Sheba-Tabla-, de la diputación no sabe ni la ortografía, pero como su maridito la puso, ya hay una bola de tarugos que piensan que “La Chinta” es la reencarnación de la Reina Roja, cuando que el único puesto para el que da su perfil, es en uno de tamales de chipilín, a la entrada de la sede del poder legislativo.

Cruz Guzmán y su tribu han hecho del discurso del odio (Kichanes vs Kashlanes) su principal bandera dividiendo a la sociedad palencana, con el afán de ganar adeptos entre los indígenas, con el “rollo” de que los no indígenas son los responsables de su marginación y de que (debido a que la mayoría de kashlanes no vota) son ellos los que deben detentar el poder político. Sin embargo, en los hechos, las dos ocasiones que “Rata-Mapache” fue el Kinich-Janab de Palenque,  los indígenas fueron marginados, menospreciados y utilizados por su presunto “redentor”, quien cambió el pozol por el fino wisky, como ahora la Chinta ha cambiado,  tratando de parecer en atuendo y maquillaje a Hillary Clinton, o ya de perdis a su candidata presidencial, Chepina Vázquez Mota. ¿Dónde queda pues el orgullo por sus raíces y su congruencia de mal hablar de los kaslanes cuando en el fondo lo que quiere es ser una de ellas? ¡Qué alguien me explique! Parece mentira que la candidata del PRI-Verde, Lourdes López Moreno, utilice vestimenta típica, en tanto que la auténtica candidata indígena porta finos trajes sastre y quiera pasar por mujer de moda y mundo.

En el PRI, Roberto Albores va viento en popa para la senaduría, al igual que seguramente Armando Melgar Bravo (el embajador de TV Azteca) logrará su escaño en la cámara alta por el Verde. Yassir Vázquez, como va pluri por el Verde, del que ahora es el dirigente estatal, ni campaña tiene que hacer. Pero no se duerme en sus laureles y  refuerza a sus candidatos. Aquí en Palenque, con Lourdes López Moreno, presidió un evento de Fuerza Verde, comandado por “El Guacho” Feria y Régulo Díaz, donde hubo unas 800 personas, superando a los eventos de “La Chinta”, quien en su inicio de campaña tuvo alrededor de 600 gentes y hasta ahí llega su record actual. Pero al día siguiente, con la asistencia de Albores Gleason y Yassir, Lulú tuvo otro evento en Francisco I. Madero, Salto de Agua, donde unas 6 mil personas concurrieron, lo que da una idea de la capacidad con la que cuenta el PVEM-PRI, sobretodo tomando en cuenta que esa comunidad es en la que viven los padres de Cruz Guzmán.. En pocas palabras, lo “barrieron” en su casa.

“La Chinta” podrá obtener una buena votación en Palenque, pero ¿qué sucederá en los restantes 8 municipios que conforman el distrito?, particularmente Chilón (que ya es verde) y Salto de Agua, donde Agustín Peñate recién adquirió ese color y está resultando un excelente aliado, no así Manuel Chol, quien también se pintó de verde, pero el mismo día que Peñate coadyuvó a juntar 6 mil almas en Madero, solo logró un evento de menor importancia en la cabecera municipal, lo que podría costarle el registro a su “delfín” y que el PEVM acuerde una candidatura en común con el PRI para postular al “delfín” de Agustín Peñate, “El Payo” Miguel Díaz Arcos, su exsecretario del ayuntamiento, y quien parece ser el mejor posicionado para ganar la alcaldía salteña.

En el lado de “Las Izquierdas”, Juan Carlos López, como candidato a la senaduría en primera fórmula podría andar, como lo hizo “Burrén” Velazquez, atenido a los votos que saquen los partidos que lo postulan en la elección general; sin embargo, para quien ganó la diputación local y luego la federal, con la mayor votación registrada en este distrito, no es opción el perder, de ahí que ande movido y la semana pasada se haya reunido con universitarios en San Cristóbal de las Casas y con dirigentes de la CIOAC en Simojovel, en lo que es su campaña por Los Altos, para luego continuar en otras regiones.

Martín Arellano, candidato a la diputación federal, también anda en campaña, pero perdido, sin rumbo, por su desconocimiento de la política. No se pone en duda sus cualidades como persona y se reconoce que proviene de la cultura del esfuerzo, pero el dirigente ganadero no tiene  idea de lo que es una campaña política y si no aprende rápido, que le proporcionen cuanto antes un GPS para que se ubique y fije rumbo, no sea que, antes que aportar a La Nena Orantes y AMLO, se convierta en pesado lastre.

Aún no define la izquierda a su abanderado a la diputación local por el IX distrito, pero ya se habla de Vladimir Balboa, por su cercanía con La Nena Orantes y como pago a su defección del PRI; aunque no va solo, Chema Domínguez Priego, podría ser el candidato a la curul local si el dedo de Pejehová le impide la candidatura por la presidencia municipal.
Mientras, Panchi Álvarez ya solo espera la confirmación de su candidatura por el Verde para pisar el acelerador a fondo, en tanto que por el PRI (ya que no hay en la diputación local candidatura común), es ya casi un hecho –por cuestiones de equidad de género, pues Marcos Zepeda no quiso hacerse “la Jarocha”- que la “Ojos de Misha”, Patricia Gómez Marín, sea candidata por segunda vez; a pesar que la anterior la perdió de fea forma ante Juan Carlos López y en esta tampoco tiene nada seguro, ya que siempre le ha afectado la sombra de Cruz Guzmán. En el PAN no hay aún definición, y seguramente meterán a otro miembro de la tribu de “Rata-Mapache”, quien parece tener comprada esa “franquicia” en esta región, al igual que a quienes lo cuidan, pues se le ha visto circulando solo por las calles de Palenque.

En las candidaturas por Palenque, el panorama está bastante complejo y los esquemas originales han cambiado. Por el lado del PAN, cuando se pensaba que el “delfin” de “Rata-Mapache” era Beto Ramón Potenciano, resulta que el que ya tiene prometida la candidatura es el hotelero Ricardo Romano, quien  apoyó el bloqueo carretero que demandaba la liberación de Cruz Guzmán, y por el cual está relacionado en una averiguación previa, junto con doña “Chinta”, pero que debido a acuerdos políticos para que el PAN y Chepina saquen una votación decente en Chiapas, duerme el sueño de los justos en la gaveta de la procuraduría.

Ricardo Romano no tiene experiencia política, ni carisma ni capital económico, pues están a punto de ser embargados. Así que si Cruz Guzmán piensa que los Romano serán la “caja chica” de sus aventuras políticas, se jodió. Muchos en Palenque recuerdan de “Ricky-Ricón” sus locuras de juventud, cuando le dio por ser “Hare Krishna”-una secta hinduista- y andaba rapado, con su colita al estilo oriental, túnica y pandereta, cantando “Hare Krishna, hare, hare…” y con inciensos en la mano. Cosas de juniors ricos, ya sabe usted. A saber qué fumaba, pero ya ahora madurito, se le despertó el amor por la Mota…la “Chepina, no otra, y que le entra al PAN. Por un lado salen los Cruz Guzmán con su discurso de odio contra los kashlanes y por el otro meten un candidato kashlán, güerito y de noble cuna… Quién los entiende ¡Ya es mucho ya!!

En las izquierdas, Enrique Zepeda parecía ser el “amarrado” para la alcaldía, con el respaldo de “La Nena” Orantes; sin embargo en las cúpulas, por un lado el PT pretende hacer valer el ser gobierno en este municipio, para postular a Roberto Pinto quien, si no pudo con el problema de la basura, menos con la administración del ayuntamiento; y por el otro lado, con mayores posibilidades de quedar, está un desconocido, Marcos Mayo –un indígena chol que estudió en la Ibero con apoyo de la Iglesia Católica, del grupo del finado Tatij Samuel Ruiz-,  quien de repente, al calor del párroco de Palenque y la anuencia del Peje, ya se da como “amarrado”, aunque carezca de estructura política, experiencia y capital. Trae el rollo de ser diferente –igual se “vende” Jacinta Guzmán- y una ideología zapatistoide y clerical.

Por ello, ante la prevista imposición cupular, Enrique Zepeda, con mucho más capital político que el tal Mayo, decidió renunciar a sus 14 años de militancia perredista, cansado de que siempre se le tome en cuenta para la chinga, pero no para los puestos de elección popular.
Su trabajo político no ha pasado desapercibido para otros partidos, aunque ya aseguró que puede ir por cualquiera, menos por el PAN. El hecho es que ya prepara un magno evento para este próximo viernes en el que mostrará “músculo” y se asume que ahí se pintará públicamente de verde, por lo que si logra ser candidato, puede ponerle una “zapatiza” marca “llorarás” a Mayo en las urnas, demostrando que el Peje, quien se dice Juarista, se equivocó al dejarse poner un candidato de la Iglesia y no dar al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios.

No obstante, en el PVEM no hay nada seguro, pues para este próximo domingo, Pedro Enrique Morales, el ex-tesorero y “delfín” del edil Carlos Morelos, organiza un megaevento, en el que le tomarán protesta como el nuevo dirigente municipal de ese partido, y se entiende como un preámbulo a que se le otorgue la  candidatura a la alcaldía. Al parecer  el partido del Guero Velasco anda checando quien muestra más músculo para definir a su candidato, el problema es que a varios más (Roberto Conde, Régulo Díaz, entre otros) los ha puesto a caminar y muchos de ellos están seguros de ser los elegidos, situación riezgosa, pues candidato solo habrá uno. ¿Qué van a hacer los que no sean elegidos cuando se den cuenta que los “chamaquearon”? ¿Para dónde van a jalar?

En el PRI la dirigencia estatal a Pedro Enrique Morales le ha ofrecido la candidatura, pero al parecer va más avanzado con el Verde y se quiere ahorrar el lidiar con el descontento de varios aspirantes priístas, que fuera de las ganas de competir no tienen nada que ofrecer en términos de estructura y productividad electoral, pues la estructura existente la tiene Nacho Verástegui y sólo él la puede activar, pero se enfrenta a que la decisión será cupular, y no decidida por las bases locales, quienes si no han podido colocar un presidente del comité municipal, por estar permanentemente divididos entre sí, menos van a poder colocar un candidato a la presidencia municipal. El más probable de los priístas que se mencionan es Humberto Huy Constantino, lo que indica que en ese establo la caballada no solo está flaca, sino famélica.

Seguramente por el POCH, puede usted contar a Alfredo Salgado (purificado y reloaded) como candidato para la alcaldía, Salgado tiene un importante capital político y, junto con Pedro Enrique, sería fuerte candidato en una elección. Por ello, la “Chinta” propaga el rumor que a Pedro Enrique ya se le cayó la candidatura. Olvida la Doña que en política “el que descalifica, no califica”, lo que ya pudo sentir en la comunidad de El Cuyo cuando comenzó a despotricar en contra de otros candidatos y las mujeres del lugar le dijeron que acudían a escuchar sus propuestas, no sus chismes de tamalera. El PANAL, que si con Gabriel Quadri, quien estuvo recientemente en Palenque en campaña, no tiene las de ganar para la presidencia del país, en Silvino González podría tener un candidato competitivo para la alcaldía de Palenque, luego de la fuerza que ha cobrado el gremio de los volqueteros en la región, del que es uno de sus principales dirigentes, además de contar con el respaldo de muchos pastores evangélicos y llevar “la música por dentro”.

En Catazajá, Marcela Avendaño va  por la revancha como abanderada del PRI, contra “Doña Pelos”, la vieja de “El Peluche”, quien contraviniendo la ley iría de candidata por el Verde. De plano el “Peluche” está peor que Cruz Guzmán, pues mientras éste impone a su legítima esposa como candidata, el zotaco playero mete a la concubina. Pero hay un tercero en discordia a quien no se debe perder de vista: Nabor Ferrer, luego de su destacada labor en Protección Civil regional, podría ser candidato por el POCH y entonces la competencia estaría entre él y Marcela a quien le robaron la elección la vez anterior. Y ya sabe usted, lo que no mata fortalece.

En “La Libiartad”, donde gobierna el sátrapa Potenciano Gaddafi, la pelea está por parte del Verde, en posible candidatura común con el PRI, entre Gamaliel y Lalo Ballinas, cuñado de “Cocoliso”. Por el PAN está por verse, pero lo viene trabajando bien  doña Chinta, con reuniones donde se ha visto convocatoria de su parte, en tanto que  las izquierdas parecen no pintar en ese pequeño municipio, en el que el padrón electoral es del tamaño de mis contactos en Facebook.

Buena idea de la  “Pequeña Lulú” convocar a los niños a enviarle sus propuestas y estimular a las que resulten las mejores en un evento a celebrarse el “Día del Niño” en el ecoparque “Aluxes”. Denota sensibilidad política escuchar a quien no puede votar, pero también compromiso con un sector que requiere la mayor de las atenciones,.
El papel -y no el del baño- ya se me acabó, por lo que pongo punto final. Hasta la próxima ¡Abur!